miércoles, 22 de marzo de 2017

FLORA DE HONDURAS



Belleza en la Flora Hondureña
Honduras presenta una variedad sorprendente de condiciones climáticas para un país relativamente pequeño, lo que favorece la riqueza de su flora; el número de especies de plantas inventariadas es de 7,524, de las cuales 170 son distribución limitada, 134 se consideran endémicas, y 35 tienen amenazado su hábitat. Para Honduras es sumamente importante el recurso forestal, especialmente en la zona rural, donde más de la mitad de la población utiliza plantas silvestres como medicina, alimento y energía.



Para facilitar el estudio de sus recursos forestales, generalmente se consideran cinco ecosistemas claramente definidos: Bosques de coníferas, bosques nublado, bosque seco, bosque húmedo tropical y zona de manglares.



Bosque de coníferas


Este tipo de bosque ocupa un poco mas de la quinta parte del territorio hondureño, predominando los pinos de los cuales se han clasificado 7 especies diferentes. El 57% de este bosque se encuentra en la zona central, el 24% en la oriental y un 19% en la parte occidental.



Una parte importante de este tipo de bosques (especialmente las áreas cercanas a los grandes centros urbanos, ha sufrido las consecuencias de una desmedida explotación tendiente a la obtención de leña, así como de madera para la construcción y las diferentes industrias relacionadas. Los expertos han detectado que la calidad genética de muchas especies madereras ha venido decayendo como consecuencia de la tala selectiva (se cortan los mejores ejemplares). Otra situación que ha reducido la población forestal es la “limpieza” de3 muchos bosques, con el fin de destinarlos a la agricultura.



Bosque Nublado


Se llama así aquellas áreas que existen en las partes altas de las montañas que durante casi todo el año están cubiertas con neblina o lluvias. En este ecosistema son comunes las asociaciones de árboles latifoliados, coníferas o mixtos; con árboles de 30-40 metros de altura, un alta de presencia de plantas epifitas, y bejucos que sube a las copas de los árboles en busca de luz. El sotobosque está formado por una diversa variedad de arbustos, helechos terrestres y plantas epifitas. Este tipo de bosque se encuentra disperso en más de 35 montañas del territorio hondureño con altitudes que oscilas entre los 800 y los 2900 metros sobre el nivel del mar.



Estos bosques resultan sumamente importantes para la conservación de la fauna, como quiera que albergan a muchas especies; además contribuyen de manera importante a alimentar las fuentes de agua como quiera que son excelente recolectores tanto de la precipitación vertical -lluvia- como de la horizontal -neblina-. El aumento de la población, y por lo tanto de la demanda alimentaria ha venido provocando una mayor presión sobre este tipo de ecosistema, al ampliar la frontera agrícola, situación que se suma a la tala (muchas veces ilegal) de árboles para comercializar sus maderas.



Bosque seco


El bosque seco hondureño se concentra en la zona sur del país, con representación menor en algunos valles interiores como son: Valle de Comayagua, Valle de Otoro, Valle de Aguán, y parte del Departamento de Gracias entre otros.



En la actualidad este tipo de bosque se encuentra altamente fragmentado como consecuencia de las actividades del hombre; y solo se le encuentra intacto en lugares con difícil acceso. La mayoría de las especies de alto valor por su madera presentan un panorama preocupante por el alto grado de degradación genética y algunos con serias amenazas de extinción.




Bosque Húmedo Tropical


Se encuentran ubicados principalmente en la zona norte de Honduras con la característica de presentar abundantes lluvias bien distribuidas durante todo el año. Los bosques húmedos tropicales constituyen un importante depósito de la diversidad biológica del mundo. El aprovechamiento forestal en este tipo de bosques se concentra en una mínima parte de las especies que allí existen; pero aunque la mayor parte de las especies son dejadas un utilizar, de todas formas sufren menoscabo al ver alterado el equilibrio del sistema por las relaciones que se dan entre unas y otras especies.

Buena cantidad de las 707 área protegidas en el país, acogen este tipo de bosques; además se hacen otros esfuerzos para preservar muchas de las especies, entre los que se destacan los bancos de semilla y la conformación de viveros.

 
Plantas de Honduras.

Bosque de Manglar


Son ecosistema de zonas litorales tropicales y subtropicales, caracterizadas por la presencia abundante de diferentes familias vegetales denominadas mangle, (especies tolerantes a diferentes grados de salinidad), que se relacionan con otras plantas, con animales que allí habitan permanentemente o durante algunas fases de su vida y con las aguas, suelos y otros componentes del ambiente (incluido el hombre).

 
El boque de mangle en Honduras se encuentra ubica en una faja de costa de aproximadamente 71326 hectáreas con un volumen aproximado de 778572 metros cúbicos, destacándose el manglar de Choluteca con 21.800 hectáreas y el del Departamento de Valle con 25.400. Este tipo de ecosistema que por lo general es supremamente frágil, se encuentra seriamente amenazado por la expansión de la industria camaronera, así como por la industria dedicada a la elaboración de sal por cocción, que contribuyen grandemente a su deforestación. También las migraciones de interior del país hacia las zonas costeras contribuyen al deterioro ambiental, ya que están generando una notable presión sobre los recursos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Formatos para Diplomas en Word

Los Diplomas son documento expedidos por una institucion o autoridad publica, que en su mayoría reconocen los logros, metas u objetivos alc...