miércoles, 29 de marzo de 2017

LOS INCAS, IMPERIO Y CULTURA



Desde el norte de Chile hasta el sur de Colombia, incluyendo Perú, Bolivia y parte de Argentina, florecieron, a lo largo de 2.000 años, numerosas sociedades que finalmente fueron unificadas por los Incas. El imperio Inca era inmenso. Se hallaba comunicado por una extensa red de caminos y reunió bajo su administración y lengua común (el quechua), a varios millones de personas que pertenecieron a distintos pueblos.

En 1440, se inició desde el lago Titicaca la expansión, formando un verdadero imperio. Establecieron capital en Cuzco, considerada por ellos como el centro del universo. La leyenda Inca atribuyó a la fundación del imperio a cuatro hermanos, de los cuales Mando Cápac fundo el Cuzco, considerado desde entonces un dios. A partir de Mando Cápac, se sucedieron en el trono trece incas, siendo Atahualpa el ultimo, ya que su reinado fue interrumpido por la conquista española.

El imperio era gobernado por el Inca, monarca con poderes absolutos: administraba el territorio promulgaba las leyes, impartía justicia. Era el jefe militar, civil y religioso del estado y se le consideraba “Hijo del sol”, a quien representaba en la tierra, lo que lo transformaba en una persona sagrada, un dios.

El imperio, denominado Tahuantinsuyu que significaba las cuatro partes del mundo; estaba dividido en cuatro regiones suyus, que eran gobernadas por un Cápac, que era elegido entre la familia del inca; cada Suyu estaba subdividido en provincias llamadas Ayllu que eran dirigidas por un jefe llamado Curacá, que podía tener a su cargo cien o más familias; y era el encargado de administrar las tierras que el imperio le entregaba para que las trabajaran; la extensión dependía del número de familias que dirigía cada curacá y del trabajo comunal se destinaba una parte para el imperio a manera de tributo.

Clases sociales de los Incas


Socialmente estaba divididos en tres clases; la nobleza, el pueblo y los sirvientes; la nobleza era conformada por sacerdotes, militares del estado. Pertenecían a la familia del Inca y el pueblo los llamaba “Los orejones”, debido a que decoraban sus orejas con llamativos adornos que, por el peso, prolongaban el lóbulo de sus respectivas orejas. Los sacerdotes eran encargados del culto religioso y sus tareas eran específicas: adivinos, sacrificadores, o maestros.



El pueblo estaba reunido en los Ayllus donde mantenían vínculos familiares, culturales y religiosos; y los sirvientes formaban una clase cuya condición era hereditaria similar a la esclavitud. Era capturados durante la guerra miembros de algún pueblo rebelde o era sentenciados a la servidumbre individuos que cometían algún delito grave.

El área de influencia de los Incas estaba conformada por distintas zonas: sierra, costa, puna y el borde de la selva; de manera que la activida agrícola era sumamente variada, siendo los cultivos fundamentales el maíz, la papa, calabazas, porotos, batatas, maní, zapallo. Construyeron un sistema de riego artificial integrado por represas y canales, que incremento la producción. Poseían tierras dedicadas al pastoreo de llamas, vicuñas, guanacos y alpacas; la llama era proveedora de leche y carne para alimentación humana, lana para tejidos y con sus huesos se fabricaban peines, agujas e instrumentos similares.




La economía del imperio se basó en la agricultura y por tal razón cada ciudadano debía destinar un porcentaje de lo producido para entregarlo al curaca, el cual lo contabilizaba y ponía a disposición del Inca, quien los distribuía según su criterio; además todos los habitantes del imperio tenían la obligación de trabajar las tierras del inca y prestar servicio periódico al estado en la construcción de represas, caminos, puentes y otras obras similares.



Para los Incas el dios creador era Viracocha, creador de la vida el sol y la luna. Todos los demás dioses estaban subordinados a él. Al conquistar una región, a lo vencidos se los obligaba a venerar a Viracocha, pero también se aceptaba el culto de la divinidad principal del pueblo dominado, siempre que fuera en condición de un dios de menor rango.



Contaban con un calendario lunas bastante preciso, y concedieron especial importancia al estudio de la medicina natural. Los incas no desarrollaron un sistema de escritura, pero si inventaron un medio contable conocido con el nombre de quipos; que consistía en lazos entrelazados de los que colgaban otros de menor tamaño y diferentes colores; de estas características, así como de la distancia entre los nudos, se interpretaban las cantidades que se querían expresar.

Aprendieron a trabajar la piedra, perfeccionando su público en las uniones, de modo que sus construcciones fueron antisísmicas. Las ciudades poseían escalinatas, con veredas y calles empedradas dotadas de muro y fortalezas. Los templos y los pucarás (construcciones militares) ocuparon un lugar preponderante en la ciudad. En el año 1911 se descubrió Machu Pichu, una ciudad pequeña que, probablemente sirvió de refugio a los Incas durante la conquista española y seguramente fue abandonada cuando estos se acercaban. Las casas del pueblo se diferenciaban de los palacios de los Incas y de la nobleza, porque las piedras de sus paredes eran más pequeñas e irregulares. Entre los templos se destacan el “Templo del sol” en Cuzco por su forma y tamaño.

Principales templos construidos por los Incas.



Construyeron una extensa red de caminos, de más de 40.000 km, que comunicaba todo el imperio. Cada curaca era el encargado de mantener los accesos adecuados de su región. Las comunicaciones estaban aseguradas por estos caminos, por donde circulaban velozmente los “Chasquis” corredores que esperaban en postas hacer a otros el relevo y llevar las noticias de un lugar a otro del imperio.



En el campo artístico, realizaron producciones muy bellas, pero no originales ya que tomaron conocimientos de los pueblos andinos preclásicos, sin poder superar la perfección mochica en la cerámica o la nasquense en los tejidos.

Sus cerámicas fueron sencillas con decoraciones geométricas o descriptivas. Se destacaron en la producción de tejidos de lana (alpaca, llama, vicuña) y de algodón. Realizaron trabajos en metales preciosos, de los cuales muy pocos se han podido rescatar ya que la mayor parte de ellos fueron arrebatados por los invasores españoles quienes terminaron fundiéndolos para financiar la economía de su propio imperio. De los grandes imperios mesoamericanos (Aztecas y mayas son los otros dos) los incas con el único pueblo al que todavía le sobreviven algunos pobladores descendiente directos suyos cuyo mestizaje es mínimo o inexistente y hoy residen en las altas montañas de Perú, y Bolivia principalmente. 
Resumen histográfico de la cultura Inca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Formatos para Diplomas en Word

Los Diplomas son documento expedidos por una institucion o autoridad publica, que en su mayoría reconocen los logros, metas u objetivos alc...