martes, 4 de abril de 2017

ANTIGUO EGIPTO; SU HISTORIA, SU CULTURA.



El antiguo Egipto.
Historia

No se sabe con exactitud la fecha del nacimiento de este pueblo, pero su origen se remonta a 3500 años c.c. Los restos de esta cultura, que se han hallado a orillas del Nilo, nos dicen que la cultura egipcia es una de las más antiguas de la humanidad.

A orillas del río Nilo se establecieron diferentes grupos, organizados en clanes, que se dedicaron a la agricultura, y a la caza, Dedicaban su tiempo principalmente a las labores del campo; las tierras que ocupaban eran muy fértiles, gracias al desbordamiento anual del Nilo que llenaba de lodo y lino los márgenes. Ello fue factor decisivo para la productividad de la región, que se hallaba cubierta de vegetación y abundante en caza.

Mucho tiempo vivieron los egipcios aprovechando el sistema natural de riego, pero al aumentar su población se vieron obligados a construir sistemas de riego que favorecieron su agricultura. Ahora los alimentos escaseaban y el esfuerzo por obtenerlos se multiplicaba, sin resolver el problema. Ante tal situación los grupos ocupantes del Nilo decidieron unirse. Tal decisión y algunas otras conquistas los unificaron completamente y formaron una comunidad o pueblo. Ya reunidos dieron conformación a los dos grandes reinos de su historia: el Alto Egipto y el Bajo Egipto. El Alto Egipto se encontraba en la parte sur del Nilo; el reino del Bajo Egipto en la parte norte, donde el Nilo forma una delta antes de desembocar en el Mar Mediterráneo. Ambos reinos se unieron para dar origen a la gran cultura egipcia.

Unidos, eligieron por si mismos una persona que los gobernara, llamaba Faraón. En su tocado llevaba dos puntas, que representaban el Alto y el Bajo Egipto. Al Faraón se le consideraba como hijo del Sol, se le adoraba como a un dios, era el supremo sacerdote de la región y el jefe de los ejércitos. En su gobierno lo ayudaban los ministros.

Los faraones más notables fueron Keops, Kefran, Miserino, Touthmosis III, Ramsés II, Tutankamón y otros.


Al iniciarse la tercera dinastía, los faraones organizaron el imperio en estados centralizados; establecieron su capital en Memfhis, y dividieron el territorio en 42 nombres o pequeños estados, cada uno de los cuales tenía como representante del faraón a un dignatario, secundado en su trabajo por otros funcionarios.

Durante su gobierno los faraones se preocuparon mucho por la seguridad de sus pueblos para ellos contaban con el servicio incondicional de un ejército. 



Así la cultura egipcia tuvo por ubicación el Nororiente de África; y es el producto de la fusión entre varias pueblo, principalmente semitas, somalíes y bereberes; quienes tuvieron que enfrentarse a las condiciones inhóspitas del desierto que les rodeaba; cuyos efectos eran aliviados por las crecidas del río Nilo que fertilizaba el valle que le rodea permitiéndoles sobrevivir. Su condición geográfica limitó sus relaciones con pueblos vecinos, hecho que determino un desarrollo muy independiente.

Desarrollaron un sistema de escritura que evoluciono desde la pictografía (representar cada elemento, con la figura correspondiente; ej: el sol era un circulo). Pasó luego a los ideogramas (las ilustraciones representaban un concepto; ej: ese mismo circulo simbolizaba el tiempo y los conceptos de día y noche) Finalmente, surgieron signos gráficos que representaban sonidos concretos, dando lugar a una combinación entre los tres sistemas que originaría el sistema de los jeroglíficos; desde la cual se evolucionó a un sistema de escritura en tinta, que se plasmaba sobre madera, y posteriormente sobre papiros. 


Se llama época pre-dinástica a la que corresponde a los milenios IV y V A.C. que preceden al periodo de regencia de los reyes conocidos; desde aquel entonces al monarca se le consideraba de naturaleza divina y era el dueño de las ciudades y de todo cuanto había y habitaba en ellas; allí surgieron las aldeas que tenían un área aledaña de influencia (distrito) llamadas Spat, en cuyo centro funcionaba el mercado, el templo y la residencia del monarca de la aldea, o del representante del faraón si esta había sido sometida por el poder central. Surgen así dos grandes asociaciones de aldeas: la del norte (sobre el delta del Nilo y las costas mediterráneas) y la del sur (sobre el valle del mismo río).

Hacia el año 3.000 A.C. cada uno de los ámbitos de Egipto se habían llegado a convertir en reinos; y por esta época se calcula que surge la unificación, la cual se le atribuye al faraón Menes quien se distinguió por su capacidad como estraga militar y una notable habilidad política reflejada en decisiones tales como erigir templos en honor de los dioses tanto del norte como del sur; algunos historiadores afirman que Menes como tal, en realidad nunca existió, sino que era un calificativo de un faraón cuyo nombre aún no se conoce. Sea como sea con él se inicia una ola de grandeza de un imperio cuyo territorio fue ampliado notablemente por su sucesor Ger. En aquella época florece la arquitectura, el comercio con pueblos vecinos, los tratados de delimitación de forteras y se desarrolla una calendario sumamente precioso en el que se registran tres estaciones íntimamente ligadas con los periodos del rio Nilo, que como se ha podido ver fue el eje de esta escultura; Akhet (la inundación) Perit (la siembra) y Shemú (la recolección) .

A partir de allí, Egipto sería gobernada por los Faraones, a quienes se les consideraba de origen divino, y que heredaban el trono a sus sucesores en lo que se llamó las Dinastías, de las que hubo un total de 24. 

La historia egipcia salpicada de intrigas y disputas entre la realeza, encontrando inclusive traiciones de los hijos hacia los padres en su afán de conquistar el trono. Fueron numerosas las crisis que se presentaron entre el norte y el sur aún después de la unificación, ocasionando que durante ciertos periodos el imperio se dividiese en dos. Cuando el imperio adquirió pretensiones expansionistas comenzó a incorporar en su ejército militares que en muchos casos eran extranjeros y esto también contribuyó a que en las propias filas de la milicia se presentaran divisiones que fueron deteriorando el poder del imperio.

Otro de los factores que marcan la historia egipcia es el notable poder que ejercía el clero, situación que se ve reflejada en el hecho de que en varias ocasiones se rebelaron e impusieron un monarca acorde con sus intereses, que daba origen a una nueva dinastía. La religión egipcia era politeísta, hecho que obedecía más a razones políticas que a razones de fé; sus principales dioses eran Ra (el dios del sol) y Osiris (la diosa de la tierra) que a su vez eran los protectores de los reinos del sur (Valle del Nilo) y del Norte (Delta del mismo) Los anterior tuvo una notable incidencia en la visión filosófica dualista de los egipcios ()originada en que su imperio había tenido un origen dual) Sus dioses eran nombrados como tales para satisfacer a las ciudades más importantes y en algunos caso de dos dioses se creaba uno nuevo como sucedió con Amón-Rá. Que surgió del dios Amón (el viento) y de Ra. Cuando el faraón Moria sus funerales era todo un acontecimiento nacional tan monumental como las construcciones funerarias que levantaron; y estaban acompañados de rituales de sacrificios humano (generalmente familiares y consejeros allegados al faraón, que recibían el privilegio de poderle acompañar hasta la misma eternidad). A pesar de lo anterior, hay que destacar que la cultura egipcia tuvo periodos de una gran religiosidad (inclusive un faraón trató de imponer el monoteísmo); y desarrolló principios morales de notable valor como el perdón, la trascendentalidad del alma el pecado, y la sensibilidad hacia los problemas humanos. 

Los egipcios se distinguieron por sus grandes realizaciones en el campo de las matemáticas, la astronomía, las ciencias y la arquitectura; levantaron grandes pirámides de las cuales se destacan por su tamaño y belleza las de Keops, Kefrén, y Miserino; y fueron unos brillantes ingenieros que además de construir un complejo sistema de riego, hicieron grandes canales y dique que les permitieron navegar por el Nilo (bordeando sus enormes cataratas) y expandir su imperio hacia el centro de África. En el arte se destacan por sus esculturas y pinturas dotadas de gran realismo que evidencia un notable conocimiento de la anatomía humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Formatos para Diplomas en Word

Los Diplomas son documento expedidos por una institucion o autoridad publica, que en su mayoría reconocen los logros, metas u objetivos alc...