viernes, 21 de abril de 2017

LA TIERRA (Movimientos, partes y capas)



MOVIMIENTOS DE LA TIERRA

El planeta Tierra no está inmóvil en el espacio, sino que presenta dos movimientos: el de rotación y el de traslación. Movimiento de rotación es el que la tierra realiza sobre su eje en 23 horas 56 minutos 4 segundos. Se verifica de oeste a este con una velocidad media de 28 km por minuto.



Al movimiento de rotación se deben: la sucesión de días y noches; el Sol no ilumina a la Tierra entera a un mismo tiempo, sino sólo a la mitad de su superficie es decir, a la casa que está vuelta hacia él. Así, en la parte iluminada es de día y en la oscura es de noche. Las variaciones de temperatura: durante la noche, debidas a que la Tierra pierde el calor almacenado durante el día, irradiándolo a la atmósfera. La forma esférica del planeta; adquirida al girar el planeta sobre su eje. La hora; al dividir la circunferencia terrestre ecuatorial por 24 horas, quedan constituidas fracciones de 15°. Cada uno de estos 24 husos horarios corresponde a una hora de rotación.

El movimiento de traslación es el que la Tierra efectúa alrededor del sol, con una velocidad media de 3º km/seg. En 365 días 5 horas 40 minutos y 51 segundos. La tierra describe en este movimiento una elipse que recibe el nombre de elíptica. Los extremos del eje mayor de la elíptica configuran dos puntos máximos: el perihelio y el afelio. El perihelio, la constituye el punto en que la Tierra está más cerca del sol, situación que corresponde al solsticio de diciembre. Este mayor acercamiento es de unos 148 millones de kilómetros. El afelio constituye el punto en que la Tierra está más alejada del sol, situación que corresponde al solsticio de junio. Este mayor alejamiento es de unos 152 millones de kilómetros. El movimiento de traslación y la inclinación del eje terrestre, traen como consecuencia las estaciones y las desigualdades de los días y las noches durante el año. Las cuatros estaciones (primavera, verano, otoño, invierno) son las temporadas en que se divide el año solar según la posición de la tierra en la elíptica.

Las estaciones comienzan con los solsticios y con los equinoccios. Los solsticios son periodos en los cuales el Sol se encuentra alineado con alguno de los Trópicos. A partir de cada uno de los solsticios, el Sol describe un desplazamiento aparente hacia el Trópico del Hemisferio opuesto a aquel en que se encuentra; dentro de ese movimiento hay dos momentos en el año, en los cuales, necesariamente, el Sol se alinea son el Ecuador y así, en ese momento se producen, los equinoccios.

La inclinación del eje terrestre determina que los rayos del sol incidan perpendicularmente sobre el Ecuador y en forma oblicua en las demás zonas. Esta oblicuidad es mínima hacia los trópicos y máxima dentro de los círculos polares. Dos veces al año el Sol se halla sobre el Ecuador, y la Tierra queda iluminada por igual en todos sus puntos. En esos días llamados equinoccios (22 marzo y 23 septiembre) las noches y los días tienen la misma duración. Otras dos veces por año, durante los solsticios (21 22 junio y 21-22 diciembre) la desigualdad de los días y las noches alcanza su máximo valor.

En el solsticio de junio se sitúa el inicio del invierno para el hemisferio sur y se produce el día menor y la noche más larga del año. En el hemisferio norte pasa lo opuesto, ya que allí comienza el verano. En el solsticio de diciembre se sitúa el inicio del verano para el hemisferio sur y se produce el día mayor y la noche más corta del año. Lo opuesto sucede en el hemisferio norte, donde comienza el invierno.

Los movimientos (traslación y rotación) determinan la duración del día y la noche a lo largo del año; de acuerdo con la latitud. La duración máxima del día y de la noche disminuye hacia Ecuador y aumenta a medida que nos acercamos a los Polos; sobre el Ecuador: doce horas, sobre el Círculo Polar, veinticuatro y en los Polos, seis meses. Otra consecuencia de nuestro movimiento de traslación, es el hecho que durante cada momento del año estamos a distancias diferentes de los demás planetas del sistema; hecho tenido en cuenta para programar los lanzamiento de sondas espaciales.



PARALELOS Y MERIDIANOS

Son líneas imaginarias que se trazan sobre la esfera terrestres y que permiten localizar con exactitud, cualquier punto; como por ejemplo, la ubicación de una poblado o de un barco en altamar. Los meridianos atraviesan el planeta en sentido Norte Sur; mientras que los paralelos lo hacen en el sentido Este-Oeste; con base en los primeros se establece la longitud-Longitud este y longitud oeste,; mientras que los paralelo determinan la latitud, -latitud norte y latitud sur.

Tanto para lo uno como para lo otro; se parte en una línea central que en los paralelos se llama el ecuador y divide la Tierra en dos hemisferios –el norte y el sur- determinando la latitud; a partir de allí se trazan 180 líneas horizontales hacia cada lado, que equivalen al número de grados de una circunferencia; de manera que el ecuador es el paralelo 0 y en cada polo se encuentra el punto 180 norte y 180 sur. Para ubicar la longitud, existe una línea central llamada meridiano de Greenwich, que es el meridiano 0; desde la cual se trazan 180 verticales hacia el este y otras tantas hacia el oeste. De manera que combinando uno y otro dato se determina cualquier lugar sobre el globo terrestre.

LAS CAPAS DE LA TIERRA

La más extensa en la corteza, consta de un material quebradizo de comparativa baja densidad que varía de 5km. A 50 km. De profundidad  situada bajo los continentes. Esta contiene primordialmente sílice y aluminio, de ahí que se llame “sial”. Extendiéndose bajo los pisos oceánicos y debajo del sial, hay una capa basáltica conocida como “sima”, compuesta principalmente de sílice y magnesio.

Inmediatamente debajo de la corteza, hay un cambio claro en densidad y propiedades químicas. Este es el manto compuesto de hierro y silicatos de magnesio, con temperaturas que llegan a los 1.600 °C. El manto rígido superior se extiende a una profundidad de cerca de 1.000 km por debajo del cual se encuentra el manto inferior, más viscoso y que tiene cerca de 1.900 km de espesor.

En la parte más inferior se encuentra el núcleo; que se divide en dos: el más externo de aproximadamente 2.100 km. De espesor, contiene hierro y niquel derretidos de 2.000 c° a 5.000 °C posiblemente separados del manto menos denso por una capa oxidada. Cerca de los 5.000 km debajo de la superficie, está una zona de transición liquida, bajo la cual está el núcleo interno cuya consistencia es sólida; es una esfera de 2.740 km. De diámetro en la cual la roca es tres veces más densa que la de la corteza.



LAS CAPAS DE LA ATMÓSFERA 

El planeta Tierra se encuentra protegido de las radiaciones solares y del permanente bombardeo de meteoritos, por la atmosfera. Esta se encuentra subdividida en cuatro capas superpuestas: La exosfera, la ionosfera, la estratosfera y la troposfera.

La exosfera se amalgama con el espacio interplanetario aunque no hay una definida delimitación con la ionosfera; comienza a una altura de 600 km.

El aire enrarecido, está compuesto principalmente de una pequeña cantidad de oxigeno atómico hasta los 600 km y de iguales proporciones de hidrogeno y helio, con predominio de hidrogeno por encima de los 2.400 km.

Las partículas de aire de la ionosfera están cargadas eléctricamente por la radiación del Sol y se agrupa en 4 capas principales las cuales pueden reflejar las ondas de radio. Allí se producen las auroras boreales por partículas cargadas que son desviadas por el campo magnético hacia los polos entre 65 y 965 km. Por encima de la Tierra. Es principalmente en la baja Ionosfera donde los meteoros procedentes del espacio exterior se queman cuando ellos encuentran una mayor resistencia del aire.

Una delgada capa de ozono, contenida en la estratosfera absorbe la luz ultravioleta y en el proceso se desprende calor. La temperatura oscila entre -55 C en la tropopausa hasta -60 °C en la parte superior conocida como mesosfera con un aumento hasta de 2°C un poco antes de la capa de ozono- Esta porción de la atmosfera está separada de la capa más baja por la tropopausa.


Las condiciones climatológicas de la Tierra están limitadas a la troposfera; esta capa, la cual es relativamente delgada, se extiende hacia arriba hasta unos 8 km en los polos y 15 km en el Ecuador. Ella contiene cerca del 85% de la totalidad de la masa atmosférica y casi todo el vapor de agua. La temperatura del aire disminuye con la altura a un promedio de más o menos 1°C por cada 100 metros, por encima del nivel del mar. 
Hemisferios del planeta tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Formatos para Diplomas en Word

Los Diplomas son documento expedidos por una institucion o autoridad publica, que en su mayoría reconocen los logros, metas u objetivos alc...